Inversiones Inmobiliarias

¿Cómo aprovechar el súperpeso en las inversiones inmobiliarias?

La combinación de diversos factores económicos como el tipo de cambio y la inflación, podrían generar un rebote en el mercado internacional de bienes raíces y brindar ganancias de entre 12% y 15 % anual  

La moneda mexicana ha tenido un comportamiento frente al dólar fuera de lo ordinario desde finales del 2021 y esta fortaleza del súperpeso puede abrir oportunidades en el mundo de las inversiones inmobiliarias.

Para los inversionistas que busquen diversificar su portafolio, Mariano Capellino, director general de Inmsa Real Estate Investments Management, recomendó apuntar a los países desarrollados, como Estados Unidos o España, que no solo brindan seguridad jurídica e institucional, sino que además tienen una menor inflación que México.

 

En febrero, la inflación interanual en el país vecino del norte fue de 3.2%, mientras que en España fue del 2.8%; en cambio, en México fue de 4.5 por ciento.

“A esto se suma que los tipos de cambio del dólar o el euro, con respecto al súperpeso mexicano, están en un muy buen nivel, algo que no se veía desde hace muchos años y que, casi con seguridad, generará un rebote en el futuro”, comentó el experto.

Mientras que 18.30 pesos mexicanos equivalen a 1 euro, 16.85 pesos mexicanos equivalen a 1 dólar estadounidense. Por lo tanto, Capellino indicó que se podría tener un retorno adicional por el tipo de cambio en el caso de que el inversor quisiera repatriar su capital nuevamente a México.

En el caso de España, se pueden adquirir propiedades con importantes descuentos en el mercado primario a través del acceso a activos ya adjudicados en las entidades financieras que están en proceso de liquidación.

Actualmente, se estima que existen más de 100,000 millones de euros en propiedades dentro de este segmento.

“Si a esto le sumamos que la inflación parece estar bajo control, se puede proyectar que, en algún momento del 2024, los tipos de interés comiencen a bajar en el Viejo Continente. Esta combinación de factores nos hace proyectar que durante 2025 y 2026, se podría generar un rebote en el mercado y se obtendrían ganancias de entre 12% y 15 % anual (incluso 20%), superando ampliamente el 11.5 % que pagan los bonos mexicanos”, afirmó Capellino.

Un espejismo

Respecto a los instrumentos de deuda bursátil emitidos por el Gobierno Federal, como los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), el director de Inmsa remarcó que, si bien, ofrecen un buen retorno, es importante que los inversionistas diversifiquen su portafolio con otras opciones, como las inversiones inmobiliarias, antes de concentrar su capital en un sólo sitio.

“Los gobiernos locales están ofreciendo bonos con altas tasas de interés en torno al 11.5% anual. Pero, hay que tener en cuenta que a esta última cifra se le deben descontar los impuestos que hay que pagar por estos retornos y la inflación. Al quedar en evidencia este espejismo, una opción para obtener importantes retornos sería invertir en activos inmobiliarios”, dijo el experto.